Contenido

  1. Qué es un blockchain?
  2. Por qué deberías interesarte por los blockchain?
  3. Todo cambia rápidamente (Casos)
  4. El blockchain tiene el potencial de irrumpir en todo

 

Qué es un blockchain?

Si usted ha prestado atención a las noticias financieras o de tecnología desde hace varios años, es muy probable que haya escuchado más de una vez la palabra “blockchain“.

En el mundo de la tecnología financiera, “blockchain” es la palabra de moda, razón por la cual tanto bancos, como gobiernos o los mismos tecnólogos de Silicon Valley están hablando de ello. Pero, sabe Ud. exactamente, es un blockchain? Entiende por qué están todos tan entusiasmados con esta nueva tecnología?

Para explicar el blockchain es preciso pasearnos por algo de historia reciente. En los primeros años de las computadoras personales, Leslie Lamport, Robert Shostak y Marshall Pease plantearon un problema en su artículo de 1982, titulado “El Problema del general bizantino”, respecto a un grupo de generales en el imperio bizantino que rodean una ciudad para atacarla. El problema propuesto es que los generales debían decidir colectivamente qué acción tomar, pero estaban aislados unos de otros y sólo podían comunicarse a través de un sistema de mensajería potencialmente defectuoso y que generaba poca confianza. En términos de tecnología, los generales eran las computadoras y los mensajeros Internet; mientras que el problema era, cómo con cientos o miles de computadoras de propiedad individual y operados de manera independiente, llegar a un acuerdo sobre el contenido exacto de una base de datos, cuando cualquiera de dichas máquinas podía crear datos nuevos y potencialmente maliciosos.

En 2008, un criptologista informático anónimo, utilizando el seudónimo de Satoshi Nakamoto, propuso una solución elegante al problema a través del concepto del blockchainBitcoin. Eso exigía que todos los participantes de la red se pusieran de acuerdo sobre un conjunto básico de normas, pudiendo los participantes crear colectivamente unas normas cada vez mayores bajo la figura de un libro mayor mundial inalterable. Las reglas de la red establecían también que cualquier participante podía crear nuevas transacciones, y todos los participantes debían ponerse de acuerdo sobre la validez de cada transacción.

Satoshi aplicó la teoría de juegos sofisticados para el sistema, al exigir a los participantes que todos compitan entre sí con el fin de asegurar los datos en la red, recibiendo una recompensa económica por hacerlo. Para lograr esto, todos los participantes deben trabajar constantemente para ejecutar un complejo algoritmo criptográfico contra un número aleatorio, con el objetivo de encontrar un resultado que coincide con cierto patrón. A medida que más participantes compiten con el hardware más rápido, este patrón se hace cada vez más difícil de igualar. Al ganador de cada concurso se le da una recompensa económica y el derecho a codificar de forma permanente un lote de transacciones (o bloques) en el libro mayor. Cada nuevo bloque se basa en todos los bloques antecesores y la secuencia de bloques se conoce como el blockchain.

 

Por qué deberías interesarte por los blockchain?

Desde la creación de la blockchainBitcoin en 2008, esta revolucionaria tecnología ha sido copiada y adaptada a una amplia variedad de aplicaciones. Hoy día el uso más común es como un libro de contabilidad de transacciones, específicamente el seguimiento de las transferencias de Bitcoin (u otras cripto-monedas) entre diversas cuentas con seudónimo, lo que permite un sistema de pago global nunca antes visto.

De hecho, los bancos se han visto interesados por la idea de un blockchain privado entre los bancos centrales, que podría facilitar soluciones internacionales en cuestión de segundos, en lugar de días. Por otra parte, los gobiernos están atraídos por blockchains que se puedan utilizar como un registro permanente de los títulos de propiedad, incorporaciones, etc., y por su utilidad incluso como una plataforma de voto.

En cambio, Silicon Valley está interesado en el blockchain como una capa integral para el intercambio de datos en el “Internet de las cosas”. Hay incluso blockchains que pueden ejecutar el software que permite la creación de organizaciones autónomas que operan independientemente de cualquier influencia humana.

 

Todo cambia rápidamente

Definitivamente, estamos viviendo en una época donde las nuevas tecnologías están constantemente cambiando la forma “antigua” de hacer las cosas.

Uber modifica la industria del transporte mediante la invención de una manera para que coincidan las personas que necesitan un traslado y los que son capaces de proporcionar dicho traslado. Ya no necesitamos grandes cantidades de vehículos llenando las calles, consumiendo un valioso combustible y dañando la atmósfera. Los individuos no tienen que aguantar frío o exponerse a la lluvia con la esperanza de que un vehículo se detenga para ser llevados al destino deseado. No. Ahora podemos usar nuestros dispositivos móviles en cualquier parte del mundo para encontrar el transporte disponible más cercano. Podemos llamarlo y dar nuestra ubicación, mientras esperamos en el interior del inmueble con comodidad y seguridad.

Netflix interviene en la industria del entretenimiento dando a todos la posibilidad de suscribirse, a un precio asequible, a una selección prácticamente ilimitada de contenidos de calidad disponibles a un clic de un botón. Ya no necesitamos sintonizar un canal específico en nuestro televisor, en un momento específico, o comprar un hardware muy sofisticado que lo haga por nosotros para grabar dichos contenidos. Ya no tenemos que comprar o alquilar un soporte físico cuyos precios son abultados por la necesidad de imprimir y distribuir millones de DVDs en todo el mundo. Ya no estamos a merced de las redes y el contenido limitado que quieren ofrecer, especialmente para aquellos de nosotros que vivimos fuera de los principales mercados. Con Netflix, no hay más canales, no hay más discos físicos caros. Todo lo que queremos ver está disponible en un solo lugar a un precio razonable.

Amazon transformó la industria de las compras. Perfeccionaron un sistema a través del cual los fabricantes pueden vender sus productos a cualquier persona en el mundo y a través del cual los consumidores pueden comprar casi cualquier cosa, sin tener que salir de su casa u oficina. Lo más sorprendente: por lo general a un precio mucho más bajo del que podría encontrar en la tienda física más cercana.

Amazon y Google, junto con cientos de otros fabricantes de dispositivos ahora están ocupados en crear una “Internet de las cosas“, que tiene el potencial de influir en casi todas las industrias del mundo, pues incluso los dispositivos más inocuos que utilizamos van a comunicarse entre sí con “la nube”, con el fin de solicitar consumibles de repuesto, reparaciones, actualizaciones, o para darnos un control completo sobre nuestro entorno desde un solo dispositivo móvil.

Imagínate un refrigerador que puede detectar que la leche se está agotando y ordenar automáticamente más? O un sistema de aire acondicionado que sabe que los propietarios de la casa están de regreso y pueden ajustar automáticamente la temperatura para que el propietario al llegar la encuentre a gusto? Todas estas cosas son posibles hoy en día gracias a la “Internet de las cosas”.

 

El blockchain tiene el potencial de irrumpir en todo

En el mundo financiero, toda la moneda emitida por los gobiernos está obsoleta. Todos los sistemas de pago como Visa y Mastercard también han quedado obsoletos. Todos los servicios de remesas como Western Union y Moneygram están obsoletos. Todos los bancos están obsoletos.

Por qué decimos esto? Imagínate. Cualquier persona, organización o dispositivo conectado en cualquier lugar del mundo, hoy puede aceptar Bitcoin a cambio de cualquier producto o servicio y transmitir esos bitcoins a cualquier otra persona en el mundo en cuestión de segundos, a casi cero costo, sin intermediarios. Esto es algo que nunca antes había sido posible.

Sin duda alguna, en el mundo de la política se verán afectadas muchas de las funciones del gobierno, debido a que el blockchain es un registro público inmutable de todo lo que se ha añadido a la misma, incluyendo la propiedad de activos, contratos, transferencias de título, etc, por lo que el papel del gobierno en la solución de las diferencias comerciales se hará innecesaria.

Los hospitales pueden almacenar los registros de nacimiento de forma permanente en el blockchain, eliminando la necesidad de un gobierno de almacenar dichos registros.

Incluso las elecciones podrían cambiar significativamente gracias a la capacidad del blockchain de rastrear la transferencia de una variedad de fichas entre los individuos. Un gobierno podría dar a cada votante registrado un único token “voto” antes de una elección y luego pedir a los votantes emitir su voto mediante el envío de esa señal a una dirección representativa de un candidato o una elección específica.

Debido a que cada vez se escribe de forma permanente el blockchain, no hay riesgo de algún agente corrupto en manipulación de los resultados. Incluso podría ayudar a resolver problemas con la intimidación de los votantes, ya que los votos pueden ser emitidos de forma privada e incluso de forma anónima desde la comodidad de su hogar.

En la industria del transporte, vehículos autónomos, literalmente podrían poseer autonomía y alquilarse a sí mismos a los corredores de Bitcoin. Un porcentaje de cada pago podría ser enviado de vuelta al fabricante, que a su vez construiría más automóviles para liberarlos “en su medio natural”. Cuando necesiten reparaciones, los carros podrían conducir al taller de reparaciones más cercano y pagar al mecánico para la reparación, con su propio dinero. Camiones de carga autónomos podrían operar de la misma manera el transporte de mercancías de un lugar a otro y que se pagara en Bitcoin.

En la industria del entretenimiento, el blockchain puede proporcionar una manera de seguir la propiedad de licencias y acelerar el tiempo que se tarda el artista en obtener fondos de los consumidores. Por ejemplo, un vídeo podría ser encriptado de tal manera que sólo se pueda ver mediante el envío de una pequeña cantidad de bitcoin a su dirección, lo que luego se distribuye inmediatamente a los artistas y productores, y al mismo tiempo enviar al comprador un contador que desbloquea el contenido.

Por su parte, la industria de la salud podría verse transformada de manera significativa con el almacenamiento de los registros de salud de forma anónima en un blockchain. Al tener acceso anónimo a los registros de salud de cada persona del mundo, los investigadores de cualquier lugar podrían trabajar para identificar nuevas enfermedades contagiosas y encontrar más rápido su cura. Los individuos podrían llevar consigo un dispositivo o ficha que permita a los doctores desbloquear al instante sus historiales médicos completos, sin importar en qué lugar del mundo se encuentren.

La industria de la manufactura puede ser invadida de manera positiva con el blockchain, mediante la construcción de contratos inteligentes que se conectan a otros contratos inteligentes, desde el principio hasta el final de la cadena de suministro. Cuando un consumidor compra un artículo al final de la cadena de suministro, podría desencadenar una serie automatizada de pagos de los consumidores al minorista, del minorista al cargador de locales, del expendedor local al distribuidor, del distribuidor al importador, del importador a exportador mundial, del cargador global al exportador, del exportador a otro cargador local, y así sucesivamente, junto con todos los impuestos del gobierno, empleados, salarios, proveedores de equipos, etc., todo el camino de vuelta hasta llegar a los trabajadores que hicieron el trabajo de recolección de las materias primas. ¿Increíble verdad?

Podríamos decir que en el mundo actual casi no hay límites para los usos que pudiera tener el blockchain. Y lo más impactante es que seguramente todavía no podamos imaginar las posibilidades del mañana. Es inquietante y a la vez esperanzador. Tal vez por eso es que últimamente escuchamos o leemos más a menudo ese término llamado blockchain.